En 2013, el Festival RIZOMA celebró la evolución a través del cambio. Tanto a nivel molecular como a nivel social, somos organismos en continuo proceso de cambio y celebramos la transición y la transformación como maneras de trascender.

RIZOMA construye cada edición en torno a un concepto central que explorar y festejar. En la última edición jugamos con el prefijo TRANS- en todas sus formas y variaciones. Con una programación internacional que incluía cine, arte, música y conferencias, RIZOMA estableció una celebración y un dialogo sobre la cultura en transición, el arte transgresor y las referencias transatlánticas.

Durante una semana habitamos la calle de Martín de los Heros y la Plaza de España para reclamar el uso de esos espacios abandonados en medio de la ciudad y convertirlos, por unos días, en el epicentro cultural de Madrid.



Collage